¿Ejercicios en ayunas? Detalles que debes manejar


Todo el tiempo escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día y no es recomendable saltarla porque ocasiona problemas de rendimiento. Eso ya está probado por nutricionistas y demás médicos.

Pero, ahora, existe un debate sobre hacer ejercicios sin antes haber comido algo en la mañana. Por un lado, están los que lo desaconsejan porque así se pierde energía muy rápido y los que optan por esto porque así bajan de peso más rápido.
Esto en realidad tiene que ver más con las condiciones en que una persona se encuentre. Hay quienes sí soportarían ejercitarse en ayunas, para otros es realmente negativo.

La Fundación Española del Corazón (FEC) relata que, al hacer ejercicios sin haber desayunado, se queman los depósitos de gluocógeno que los músculos y el hígado, lo que provoca el cansancio y fatiga, Además, ejercitarse así, y tomando en cuenta que al despertar hemos pasado al menos 8 horas sin ingerir alimento, hay riesgos cardiovasculares porque hay inflamación y oxidación.
Por lo tanto, siempre es recomendable, o, mejor dicho, vital, tomar la primera comida del día. Lo dice la FEC, lo dicen nutricionistas y básicamente, es ley de vida que se debe cumplir.

Consideraciones que se deben tomar en cuenta


Pero también hay que destacar qué tipo de alimento comemos, que sea ideal y la cantidad puede variar dependiendo de la clase de rutina de ejercicios que se haga. Los expertos dicen que no tiene ciencia someterse a estrés partiendo de que ya se han pasado 8 horas sin comer mientras se duerme. Al levantarse, hay que ingerir algo para que el cuerpo rinda y el trabajo muscular se active formalmente.

Esto de entrenar en ayunas lo pueden hacer más que todo los atletas de alto rendimiento, pues ya cuentan con una fuerza y resistencia hechas por los años de trabajo en rutinas de ejercicio. Ellos han desarrollado capacidades físicas extraordinarias que el resto no tenemos.

Para una persona normal es contradictorio decir que hacer ejercicios y ayunar le ayudará a perder peso. El mejor método que hay para perder peso y quemar grasa es una buena alimentación y luego y trabajos de alta intensidad en intervalos.
Cualquier experto en deportes asegura que lo importante es la continuidad de la experiencia y que tenga buenas sensaciones en los entrenos. Sin alimentarse adecuadamente, esto resultará en un cansancio notable y la persona podría querer no seguir al otro día. Terminaría dejando las rutinas porque se agotó muy rápido al no desayunar.

Recomendaciones que debes seguir


Lo aconsejable es tomar el desayuno 2 horas y media antes de someter al cuerpo a una sesión de ejercicios, aunque esto resulta imposible para la mayoría. Por ello, suelen aconsejar que la gente coma algo pequeño 30 minutos antes de ejercitarse. Puede ser una fruta o un lácteo desnatado que no sea muy graso. También sirve el pan tostado o una barra de cereal.

Al terminar el entrenamiento, se puede tener un desayuno más amplio con comidas que ayuden a recuperar la energía perdida.

Un estudio hecho por la Universidad de Bath, Reino Unido, desayunar antes de ejercitarse, le da preparación al cuerpo para quemar más carbohidratos y digiere los alimentos después de entrenar.

Estos mismos científicos descubrieron que al desayunar se queman más rápido los carbohidratos durante el ejercicio y aumenta la velocidad con la que el cuerpo metaboliza los alimentos consumidos tras la rutina.

Así pues, no quedan dudas: el ayuno no traerá beneficios. Come bien la primera comida del día, que ese el combustible que se requiere para empezar un nuevo día, y lo que se necesita para una rutina de ejercicios que te dejarán con la figura que deseas.
Continuar Leyendo
,

Estar Activo contrarresta el envejecimiento


Nuestros cuerpos realmente odian estar inactivos, no tiene manera de sobreponerse a la falta de ejercicio. ¡Últimamente muchas personas llevan un estilo de vida sedentario, y eso te mata! El cuerpo humano no tiene manera de lidiar con la vida sedentaria, y todo lo que puede hacer es decaer y deteriorarse.

Si el ejercicio se vendiera como una píldora, sería la más vendida por la cantidad de beneficios que contiene. No sólo es la pérdida de peso, sino que también prolonga la vida y aleja las enfermedades. El ejercicio es algo central y obligatorio, no una elección. Debería formar parte de nuestra vida diaria.

¡Todos necesitamos del ejercicio!

La inactividad ocasiona problemas y lo que comemos empieza a acumularse como grasa. Todo lo que necesitas para desafiar el envejecimiento es mantenerte activo la mayor parte del día. Incluso no hace falta que el ejercicio sea extenuante ni de alto impacto para prolongar la vida. Más importa lo regular, lo moderado pero constante.

La actividad física también puede acelerar tu bienestar mental y cambiar tu perspectiva de la vida.
En primer lugar, pueden prevenir que los problemas empiecen. Sé por experiencia propia que la actividad física puede mejorar el humor y ayudar a lidiar con las emociones negativas como la ira y la depresión ya que brinda una sensación general de optimismo y bienestar como así también hacerte sentir en excelente condición física.

El ejercicio te hace sentir bien contigo mismo.

Y puede hacer una enorme diferencia entre quienes sufren de ansiedad, baja autoestima y, lo que es más, sólo tiene efectos positivos, mejoran la autoimagen y promueven el bienestar mental.

El ejercicio te da una gran sensación de logro.

Bajar, aunque sea medio kilo tiene efectos increíbles en la imagen que uno tiene de si mismo.

Efectivo contra el Cáncer

El ejercicio te protege de una infinidad de tipos de cáncer, y de esto existen incontables estudios y pruebas.

El ejercicio controla tu apetito.

El ejercicio reduce los riesgos de ataque al corazón, también disminuye la presión sanguínea, contrarresta efectivamente el sobrepeso y la obesidad.
Simplemente, para que quede claro: EL EJERCICIO ES UNA NECESIDAD Y NO UNA OPCIÓN.
 



Fuente web: https://www.farmaciadelahorro.mx/
Continuar Leyendo