¿Es difícil conseguir un abdomen marcado?


Si quieres unos abdominales marcados la verdad es que tienes que esforzarte mucho. Sin embargo, puedes acelerar tus resultados más rápido de lo que piensas si sabes lo que tienes que haces y que tienes que evitar.

Lo cierto es que mucha gente desperdicia haciendo cosas que no necesariamente funcionan. Alguna de esas cosas incluyen hacer cantidades ilimitadas de encogimientos. Mientras que esto ayuda, puedes hacer encogimientos todo el día y que tu estomago no muestre ni una rayita de esos abdominales marcados que quieres tener.

Hacer ejercicio y marcar abdominales


El elemento más importante para tener unos músculos abdominales marcados es observar lo que comes cuidadosamente. La versión corta seria: cuida cuanta grasa consumes porque es el enemigo número uno de unos abdominales marcados. Podrás hacer todos los encogimientos que se te ocurra y correr tanto como puedas, pero si no comes sano nunca veras esos abdominales marcados. Esto es triste pero también es una verdad que la mayoría no está dispuesto a aceptar. Muchos piensan que si hacen el ejercicio suficiente pueden comer lo que quieran, y eso no funciona.

Tener abdominales marcados realmente se reduce al punto de hacer buenas elecciones de alimentos. En general comer lo que te dé la gana y comer para unos abdominales marcados no van de la mano, no a menos que tengas una genética increíble.

Entonces, si reduces la ingesta de grasa de tu dieta, eliges alimentos más sanos (más frutas y verduras), te ejercitas regularmente en un programa que incluya no solo tus abdominales sino todo tu cuerpo, y también haces ejercicios de cardio, entonces veras tus abdominales marcados mucho más rápido que si utilizaras solo una de las tácticas que generalmente se usan.

Se trata de elegir qué quieres: si comer lo que sea, o comer para tener un estomago asombroso. Recuerda: ¡los abdominales se hacen en la cocina!